Capítulo 11 de Bancarrota en Miami

You are here: Home » Bancarrota Capitulo 11

¿En qué consiste el capítulo 11 de Bancarrota?

El Capítulo 11 de bancarrota se utiliza principalmente para reorganizar las empresas con grandes deudas generalmente vinculadas a las corporaciones; no obstante, estos servicios también están disponibles para las pequeñas empresas. Los consumidores también pueden acogerse al Capítulo 11, pero esto rara vez ocurre. El Capítulo 11 permite que el deudor tenga un plan financiero para la rentabilidad después de la bancarrota. Este plan incluirá las formas en que el deudor buscará nuevas fuentes de ingresos para pagar a los acreedores. Un abogado de Gallardo Law Firm puede mostrarle como presentar el capitulo 11 y ayudarlo a través de todo el proceso del Capítulo 11 de Bancarrota en Miami.

La quiebra de pequeños negocios bajo el Capitulo 11

Los negocios pequeños, que tienen 500 empleados o menos, se encuentran entre la mayoría de los que presentan una bancarrota bajo el capítulo 11. Muchas veces estas bancarrotas son descartadas y transferidas al capítulo 7. Esto sucede porque los tribunales no ven una forma de que este negocio se convierta en rentable. La empresa tendrá que ser capaz de sobrevivir y sacar provecho de sí misma con el fin de presentar la bancarrota. El monto de la deuda de una pequeña empresa tendrá que totalizar $ 2.190.000 o menos cuando se llena la petición. El Capítulo 11 de bancarrota en Miami permite a las pequeñas empresas el beneficio de un plazo adicional para presentar un plan y negociar los términos con los acreedores. Sin embargo, este proceso puede ser muy costoso y puede convertirse en una carga para las pequeñas empresas que ya están luchando financieramente.

El Capítulo 11 de Bancarrota para las personas

Aunque el capítulo 11 de bancarrota fue pensado inicialmente para las empresas, a partir de 1991 la Corte Suprema de los Estados Unidos sostuvo que las personas también pueden acogerse al Capítulo 11. Es muy raro que las personas se declaren en bancarrota bajo el capítulo 11, pero es posible, especialmente para aquellas personas que todavía tienen una considerable ganancia personal y sus deudas superan las restricciones establecidas por el Capítulo 13 y el Capítulo 7. Un ejemplo común de una bancarrota personal bajo el capítulo 11 es una celebridad que hizo realmente malas inversiones y aún así tiene ingresos a través de otros medios. Para estudiar las opciones de bancarrota que tiene, contacte a un abogado de bancarrota de Gallardo Law Firm.

El proceso del capítulo 11 de bancarrota

El deudor y el acreedor pueden presentar el Capítulo 11 de bancarrota en Miami. Primeramente la petición se llena con el Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos para que el caso comience. A partir de ahí los acreedores no pueden perseguir colecciones actuales o nuevas acciones de pago de deudas pendientes a menos que una modificación sea emitida por la corte. Esta es una gran oportunidad para que el deudor trace un plan y discuta los plazos de amortización más viables sin tener que preocuparse por las deudas existentes. Una vez que la petición ha sido presentada, el negocio o la persona pueden continuar con sus asuntos sin interrupciones. Mientras tanto, bajo la supervisión judicial de bancarrota, el deudor podrá encontrar un buen plan de pagos. Este tipo de bancarrota es generalmente menor que los totales de la deuda. Durante todo el proceso el deudor puede evaluar las reclamaciones de los acreedores y hacer objeciones. El tribunal se mantiene informado a través de los reportes operativos presentados por el deudor. Para informarse más acerca del capítulo 11 de las leyes de Bancarrota en el estado de la Florida contacte a un abogado del capítulo 11 de bancarrota de Gallardo Law Firm.

Plan de reestructuración de deuda del capítulo 11 de Bancarrota

El propósito de presentar el capítulo 11 de bancarrota en lugar del capítulo 7 es llegar a ser rentable. Para alcanzar este objetivo, los deudores renegocian los contratos de arrendamiento y las deudas serán eliminadas o serán parcialmente pagadas. A los acreedores generalmente les gusta negociar bajo el Capítulo 11 de Bancarrota personal o el Capítulo 11 de Bancarrota para negocios, ya que el capítulo 7 no les proporciona mejores condiciones. El plan de reestructuración del capítulo 11 cita a los acreedores en diferentes clases en función de cómo se manejan sus reclamos. Los acreedores con primera prioridad para el reembolso incluyen agencias de impuestos federales y estatales, los intereses de los accionistas y deudas contraídas de los salarios de los empleados. Los acreedores asegurados se colocan en su propia clase y los reclamos no asegurados. Los importes de las deudas y los términos para el pago son modificados por el plan. Los acreedores votan por los planes de reorganización del capítulo 11 y el tribunal lo aprueba.

Plan de reestructuración de deuda

Confirmación del Plan de reorganización del Capítulo 11 (Tribunal de Bancarrota)

Siempre y cuando la reorganización de la bancarrota sea razonable, realizado de buena fe y bajo el cumplimiento de la ley, la corte generalmente lo confirma. Tan pronto como el plan sea confirmado, cualquier deuda del pasado que sea anterior a la fecha de confirmación, es eliminada. Por ahora el deudor repara el crédito de acuerdo a los contratos particulares y el trabajo de acuerdo con los términos del plan de reorganización. Encuentre mayor información acerca del capítulo 11 de las leyes de bancarrota en Gallardo Law Firm. Un abogado de Bancarrota de negocios despejará su camino de todas las dudas que puedan surgir.

Diferencia entre el Capítulo 7 y el Capítulo 11 de Bancarrota en Miami

El Capítulo 7 o la Bancarrota de liquidación es cuando las empresas ya están más allá del período de reorganización y necesitan vender los activos no exentos para pagar a los acreedores. El Capítulo 7 permite a los acreedores cobrar sus activos para pagar a los acreedores, y la deuda se cobra en dependencia de cómo fue prestado el dinero. Un administrador también será designado con el objetivo de asegurar que los activos se vendan y las ganancias se utilicen para pagar a los acreedores.

El Capítulo 11 de Bancarrota o la Bancarrota de reorganización es más complicado, ya que da a la empresa la oportunidad de reorganizar todas las deudas y tratar de recuperar el negocio. Para lograr esto, la empresa se pondrá en contacto con sus acreedores para tratar de modificar los términos de los préstamos que pueden incluir el valor de los pagos y la tasa de interés. El Capítulo 11 también requiere de un administrador, pero en este caso el fideicomisario supervisa los bienes del deudor y permite a las empresas continuar. La deuda no es absuelta pero los términos de la deuda cambian. Esto permite a la empresa pagar todo de nuevo, ya que ganan.

¿Por qué no es conveniente presentar una bancarrota sin un abogado?

Algunas situaciones requerirán que contrate a un abogado de bancarrota para que lo represente. Las bancarrotas requieren preparar muchos documentos. Un abogado para el capítulo 11 de bancarrota puede ayudarle con el proceso y trabajar diligentemente para disminuir la pérdida que pueda experimentar. Su abogado también puede ayudarlo a reestructurar su negocio. Si su negocio tiene dificultades financieras, no debe llevar solo esta pesada carga sobre sus hombros. Solicite el consejo legal de un abogado de Gallardo Law Firm.

Gallardo Law Firm y el abogado de Bancarrota de Miami

Abogados de quiebras en Miami

Gallardo Law Firm ha ayudado a un sinnúmero de personas y a sus negocios en Miami, y en zonas cercanas, a resolver sus problemas financieros a través de la Bancarrota. Presentar el capítulo 11 de Bancarrota con la ayuda de nuestros abogados experimentados puede ser la mejor decisión que jamás haya tomado, ya que lo conducirá a un futuro financiero más saludable y estable. Tratamos a nuestros clientes como de la familia. Nuestro trabajo en la comunidad va más allá de nuestro asesoramiento legal y sienta las bases para una relación empresa-cliente a largo plazo.


Questions and Answers about Chapter 11 Bankruptcy

Preguntas y respuestas frecuentes acerca del Capítulo 11 de Bancarrota

Tanto como las personas como las empresas pueden calificar para este tipo de bancarrota. A diferencia del capítulo 13, el capítulo 11 no proporciona límites a la cantidad de la deuda pagada o reembolsada. Los planes bajo el Capítulo 11 de bancarrota pueden sobrepasar el período de 5 años del Capítulo 13.
Ambos capítulos incluyen la reorganización de las deudas en planes de pagos. Sin embargo, hay algunas diferencias entre los dos tipos de bancarrota. La principal diferencia es el límite de la deuda que el Capítulo 13 aplica. Sólo hay una cierta cantidad de deudas garantizadas y no garantizadas cuando se presenta bajo el capítulo 13.
Si, es el capítulo más costoso de la bancarrota en los Estados Unidos. Solo la tarifa de la corte puede costar más de $1000, lo cual es el triple del costo del capítulo 7 de la Bancarrota. Por otra parte, las negociaciones pueden tener innumerables obstáculos y altos costos legales. Una pequeña bancarrota a través del capítulo 11 puede llegar a costar hasta $10,000. Casos mayores pueden costar mucho más.
Sí, a diferencia del capítulo 13, no hay límite de tiempo. Hay diferentes planes de pago y la duración del plan se basa en el caso específico. En consecuencia, los planes de pago en virtud del Capítulo 11 pueden ser bastante largos si el tribunal así lo determina, con el objetivo de dar tiempo suficiente para que el deudor concilie sus deudas actuales. Para obtener mayor información sobre el capítulo 11 de bancarrota, póngase en contacto con los abogados de Gallardo Law Firm.
Sí, este es un asunto de interés público por lo que se tendrá acceso a estos archivos a través de los tribunales. Por ejemplo, si usted es dueño de un negocio y actualmente está presentando para el capítulo 11, sus clientes tendrán acceso a esta información. Esta información aparecerá en su reporte de crédito por 10 años.
Sí, puede obtener una eliminación legal de las deudas. Por lo general, después de que el plan de pago se ha establecido y aprobado, las deudas restantes son eliminadas. A partir de ahí, los deudores son responsables de hacer los pagos según las instrucciones de la corte. Las deudas únicamente se eliminarán cuando el plan se ha completado con éxito. Algunas de las deudas que no se eliminan son las deudas maritales, los préstamos estudiantiles y los juicios civiles.
Los deudores suelen ser capaces de convertir su caso de un capítulo a otro. Esto ocurre cuando el deudor no puede proponer un plan aceptado por el tribunal. Sin embargo, la conversión sólo puede ser solicitada por los acreedores a través de la presentación de una moción en la corte.
Los deudores individuales no pueden eliminar sus deudas bajo el Capítulo 11 a menos que el deudor haga los pagos requeridos. El plan propuesto puede ser rechazado y el pago en su totalidad puede ser forzado o un recibo de las ganancias disponibles se puede obtener. El costo es otro de los temas en los que se debe pensar. El capítulo 11 de bancarrota puede ser costoso y consumir mucho tiempo, ya que son bastante complejos. Se requiere la aprobación de los tribunales con el objetivo de presentar el Capítulo 11 mientras que el Capítulo 13, por ejemplo, puede ser presentado en cualquier momento. La contratación de un abogado para el Capítulo 11 le puede ahorrar tiempo y dinero. Llame a un abogado de Gallardo Law Firm hoy para obtener más información sobre cómo podemos ayudarle a procesar su caso con facilidad.