Bancarrota Capítulo 13 en Miami

Usted está en: Inicio » Bancarrota Capítulo 13 en Miami

Introducción al Capítulo 13 de la Bancarrota

En los últimos años la economía en los Estados Unidos ha estado pasando por un período de crisis financiera que trae como consecuencia el desempleo y la miseria humana.

Muchos americanos se han visto afectados por esta situación económica que los obliga a obtener inmensas deudas, otros simplemente no supieron administrar sus ganancias y también se vieron envueltos en deudas incontrolables.

Para todas las personas que enfrentan actualmente una situación como esta, declararse en bancarrota es la solución perfecta para mejorar sus problemas económicos. La bancarrota es establecida bajo las leyes federales para eliminar según la corte federal, las deudas obtenidas.

En los Estados Unidos existen 6 tipos de bancarrota pero realmente las más utilizadas están bajo los capítulos 7, 11, 12 y 13. El capítulo 7 también es conocido como liquidación de deudas, el capítulo 11 como reorganización de bancarrota y el capítulo 12 cumple los mismos requisitos que el capítulo 13 pero está dirigido sólo a aquellos deudores que se dedican a la agricultura y a la pesca.

Historia de los Procesos de Bancarrota

El término de bancarrota en los Estados Unidos tiene sus inicios en los años 1800, donde el Congreso Norteamericano dictó la primera ley sobre quiebras y sólo estaban autorizados a declararse en bancarrota los comerciantes, no podía existir la quiebra voluntaria por parte de cualquier deudor. Los deudores solo podían establecer la quiebra con 6 meses de antelación y tenían que cumplir obligatoriamente uno de los actos tratados en la ley de quiebra. Los 40 años posteriores al establecimiento de la ley, los Estados Unidos se mantuvieron sin legislación federal de bancarrota, los bienes materiales de los deudores eran manejados por los acreedores sobre las leyes de insolvencia en dependencia del estado donde surgiera el caso.

Debido a esta situación, los Estados Unidos de América sufrieron una crisis económica, por lo que en 1841 surge la nueva ley denominada “Ley Federal de Quiebras” cuyos orígenes estaban arraigados a las leyes en Gran Bretaña. Esta ley beneficiaba no sólo a los comerciantes, sino a todas aquellas personas con grandes deudas económicas que ahora podían establecerse voluntariamente en quiebra.

Esta ley fue derogada en 1843 debido a los continuos ataques de los acreedores que no estaban de acuerdo con ella. Luego de la Guerra Civil en 1867 surgió la tercera ley sobre la quiebra, donde continuaba el precedente de que cualquier comerciante y no comerciante tenía el derecho de declararse voluntariamente en bancarrota, hasta que en 1874 se estableció que para declararse en quiebra había que cometer algunos de los actos constituidos en la ley de bancarrota, a no ser que las propiedades de los deudores estuvieran por debajo del 30 por ciento de las deudas a pagar. En este mismo año surgió la reforma de que los deudores podían entenderse con los acreedores en una comisión judicial de deudas. En 1878 desapareció la ley de bancarrota establecida en 1867, donde se establecieron las viejas leyes estatales respecto a la bancarrota, hasta que en 1898 se dictó la nueva ley de bancarrota que es la que está en vigor actualmente en el país.

Capitulo 13 en Miami

En el año 2005 empezaron a reaparecer nuevas reformas sobre la ley de bancarrota denominadas “Prevención del abuso de Bancarrota y Protección al Consumidor” (por sus siglas en English “BAPCPA”). Esta ley adiciona que los deudores tienen que demostrar la incapacidad total de pagar sus deudas ya que la información será verificada con más detalle y tendrán que asistir a cursos sobre el crédito y la economía.

La bancarrota esta codificada bajo las leyes federales en “Título 11” del congreso de los Estados Unidos. La Constitución del país establece en el Artículo número 1 que la bancarrota es un derecho legal de todos los ciudadanos americanos en cualquier estado que resida dentro de los EUA. Las quiebras están dirigidas por jueces especializados que pertenecen a las comisiones de bancarrotas en el Distrito Federal correspondiente.

Concepto del Capítulo 13 de Bancarrota

EL capítulo 13 de bancarrota es conocido además como “salarios adquiridos” y es la solución práctica para muchas personas con problemas financieros. El capítulo 13 de bancarrota está definido como una estrategia de pagos declarada legalmente por la corte de bancarrota, permitiéndole pagar todas sus deudas en un largo período de tiempo sin correr el riesgo de perder las propiedades obtenidas en el transcurso de su vida y obtener un futuro mejor.

Requisitos para declararse en Bancarrota bajo el Capítulo 13

  • Ser un deudor que tenga grandes ingresos económicos que no le permitan declararse en bancarrota bajo el capítulo 7.
  • Tener grandes retrasos en los pagos hipotecarios y desear mantener el hogar.
  • Cuando se tiene dos hipotecas de la casa y se necesita pagar sólo la primera.
  • Cuando se obtuvo una descarga del capítulo 7 en los 8 años anteriores.
  • Tener una deuda no asegurada de más o menos $336.900 o una deuda asegurada de menos de $1.010.6500.

Ventajas de la Bancarrota Capítulo 13 en Miami

El capítulo 13 de bancarrota en Miami puede traer muchos beneficios para una persona que está en crisis económica, su mayor ventaja viene dada a partir de la eliminación de todas o muchas de sus deudas, además se incluyen:

  • La oportunidad de recuperar la economía y controlar los pagos mensuales de la hipoteca de la casa.
  • Permite que el cliente tenga mucho más tiempo para recuperar la economía.
  • Permite el pago a los acreedores sin necesidad de perder las propiedades que ha logrado hasta el momento.
  • Permite que las cuentas por pagar con menos de tres años y el pago de manutención de niños se hagan en su totalidad.
  • Se reducen en gran medida los cargos obtenidos.
  • Luego de los 30 a 60 meses de hacer sus pagos continuos, las otras deudas restantes podrán ser eliminadas.
  • En un período de 3 a 5 años tendrá la posibilidad de liquidar todas sus deudas, y en ocasiones solo termina pagando un 10% de las deudas totales.

Proceso de establecimiento de la Bancarrota Capítulo 13 en Miami

El cliente junto con su abogado reúne toda la información necesaria para declararse en bancarrota. Es necesario que el cliente le proporcione al abogado todos los ingresos, propiedades y activos con los que cuenta, para así determinar a qué tipo de bancarrota pertenece. Luego se redacta el documento de bancarrota que incluye el plan de pagos del capítulo 13. El abogado presenta el caso a la corte federal de quiebras. El cliente debe estar preparado para presentarse a declarar a la corte, donde los acreedores junto al comisario harán preguntas para colaborar con toda la información presentada al juez. Luego el fideicomisario aprueba el caso y se establecen los pagos mensuales a los acreedores, que pueden ser deducibles directo del salario. En caso de no pagar a tiempo, la corte puede dar de baja al capítulo 13 y los acreedores tienen el derecho de hacerse cargo de sus propiedades.

Los acreedores no tienen jurisdicción sobre sus propiedades una vez comenzado el proceso de quiebra y los deudores no pueden donar ninguno de los bienes establecidos en la declaración de quiebra. Los comisarios encargados del caso también pueden cancelar algunas transferencias de dinero hechas por el deudor hasta un año antes de comenzar con el proceso, si se reconoce algún tipo de fraude.

capitulo 13 de bancarrota

Abogados de Bancarrota

Los abogados de bancarrota en Miami Florida cumplen un objetivo importante en el proceso de crisis financiera de muchas personas en Miami. En Gallardo Law Firm contamos con abogados de bancarrota que le ayudarán a recuperar sus finanzas. No tenga miedo a declararse en quiebra, pues es la mejor solución para mejorar su estado financiero. Es importante trabajar desde el principio con abogados puesto que ellos conocen las leyes de la Florida y los pueden guiar a restablecer su economía en el menor tiempo posible, logrando reducir sus deudas y mejorando la persecución de los acreedores.


preguntas y respuestas sobre Bancarrota Capítulo 13 en Miami

Preguntas y Respuestas acerca de la Bancarrota Capítulo 13 en Miami

Campesinos, comerciantes, retirados, profesionales, amas de casas, todas aquellas personas que tienen grandes ingresos que les permitan pagar los gastos de electricidad, renta, seguros, alimentación, etc. y además pueden pagar el plan establecido en el capítulo 13. No es obligatorio que las cuentas sean pagadas sólo con las ganancias de su trabajo, los abogados de bancarrota le ayudarán a reconocer si usted es un buen candidato para optar por el capítulo 13.
Realmente no existe mucha diferencia entre ellos, todo depende de su caso en particular, pero se puede destacar que con el capítulo 7 de bancarrota el cliente elimina las deudas sin garantía y no tiene que pagar ninguna de las deudas acumuladas, mientras que con el capítulo 13 el deudor tiene que pagar sólo aquellas deudas que puede costear, pero a largo plazo, manteniendo así sus propiedades y en muchos casos el valor de las deudas es reducido notablemente. El abogado experto en bancarrota en Miami lo podrá asesorar respecto a cuál es la mejor manera de declararse en bancarrota, es decir, cuál es la más apropiada para usted. En muchos casos el capítulo 13 resulta mucho más conveniente que el capítulo 7 de bancarrota.
El dinero a pagar depende de la deuda con la que cuente y del plan de pagos mensuales que establezca con su abogado. También se tiene en cuenta la duración del plan en el que va a realizar sus pagos.
Con la quiebra muchas personas tienen la oportunidad de restablecer la economía y eliminar sus deudas. A través de la Corte de Quiebras los individuos grandemente endeudados tienen la posibilidad de recuperarse económicamente.
Después de declararse en bancarrota usted tiene derecho a mantener aquellas propiedades que fueron consideradas en exento, además si cuenta con propiedades heredadas, quizás tendrá que vender algunas para empezar a pagar por los bienes que están considerados como propiedades no exentas y de esta forma terminar de liquidarles a los acreedores.
Con el capítulo 13 de la bancarrota tendrá la oportunidad de mantener todas aquellas propiedades que no están incluidas en el capítulo 7 de bancarrota y recuperar su vida financiera nuevamente.
Claro que puede obtener nuevas tarjetas de crédito, con la bancarrota usted será capaz de restablecer su crédito nuevamente, mucho antes de que finalice con los pagos establecidos, sólo necesita la aprobación del tribunal de bancarrota. En algunos casos ocurre que el interés de los préstamos es mayor con una causa de bancarrota.
Con la bancarrota un alto por ciento de las deudas son eliminadas pero existen algunas que en dependencia del capítulo establecido no pueden ser canceladas como por ejemplo: deudas estudiantiles, algunos impuestos y multas, deudas fraudulentas del cliente, deudas de manutención alimenticia y custodia de los hijos, deudas por conducir bajo la influencia de drogas y alcohol, deudas que no fueron eliminadas en bancarrotas anteriores.