Abogado De Negocios En Miami

You are here: Home » Litigios de Negocios

Los litigios de negocios pueden ser difíciles de manejar, porque cubre un amplio espectro de áreas que pueden ir desde el incumplimiento de contrato y arrendamientos comerciales hasta los litigios de sociedades mercantiles y accionistas así como los beneficios del empleado. Un abogado de negocios en Miami puede defender a dueños del negocio y consumidores por igual. Esta área del derecho también cubre disputas de propiedad intelectual, derechos de propiedad y otras disputas contractuales que no pueden ser resueltas con arbitraje o renegociación. Una vez que los dueños de negocios y otras partes involucradas en un acuerdo o sociedad no pueden resolver un desacuerdo de manera amistosa, es hora de contactar a un abogado litigante de negocios en Miami. Los litigios comerciales no son exclusivos de los casos en que una empresa está demandando a otro negocio; Esta vasta área de la ley cubre asuntos de seguros comerciales y deberes fiduciarios.

Comenzar un negocio puede ser confuso para muchas personas, ya que la ley corporativa puede ser difícil de manejar y comprender. Un abogado litigante de negocios en Miami puede ayudar al propietario de la pequeña empresa a iniciar su nueva aventura con apego al derecho. Ya sea la compra de una franquicia, una tienda de conveniencia, o un plomero que comienza su propio negocio, todos son considerados pequeñas empresas a los ojos de la ley, ya que son propietarios operativos, de propiedad independiente o manejada con fines de lucro. La mayoría de las empresas en los Estados Unidos hoy en día se clasifican como pequeñas empresas.

¿Cómo conoce el fontanero la estructura legal adecuada para su negocio individual? Hay varios tipos de negocios, como corporaciones y sociedades de responsabilidad limitada. Un abogado de negocios, como los de la Gallardo Law Firm, puede ayudar a las pequeñas empresas a elegir la estructura legal que es adecuado para ellos.

El propietario de una pequeña empresa se enfrenta a una letanía de situaciones legales, especialmente al comenzar. Redacción de contratos jurídicamente vinculantes para los servicios que protegen tanto al propietario del negocio y las otras partes que entran en el acuerdo se puede hacer de manera eficiente con la ayuda de un abogado de negocios. A medida que las pequeñas empresas empiezan a crecer, pueden necesitar contratar y administrar empleados. Con el consejo de un abogado, los propietarios de pequeñas empresas pueden asegurarse de que estas existan conformes con el estado y las leyes federales de empleo y seguridad.

Las pequeñas empresas deben usar abogados de negocios estratégicamente para proteger sus intereses; pero hay algunos asuntos que el dueño del negocio se debe sentir autorizado para asumir independientemente. La presentación de formularios de impuestos estándar a través del Servicio de Rentas Internas, IRS, solicitar licencias de negocios o permisos, y la contratación de empleados y vendedores se puede hacer sin la ayuda de un abogado de negocios.

Las situaciones legales complejas sin embargo, son mejores dejadas en las manos de un abogado experimentado del negocio. Por ejemplo, si un ex empleado decide presentar una demanda por discriminación, o una agencia gubernamental ha presentado una queja legal es definitivamente hora de ponerse en contacto con un abogado de negocios. Un abogado puede ser un activo imperativo en el caso de una costosa y demorada auditoría fiscal del IRS. Entender cómo deben satisfacerse los requisitos del IRS es mejor dejarlos a los profesionales.

Representación legal en diferentes tipos de disputas comerciales

Los litigios ocurren una vez que se agotan todas las otras vías y un asunto tiene que ser resuelto en un tribunal de justicia. Ambas partes involucradas en una disputa argumentan sus casos usando las conclusiones para apoyar sus argumentos de acuerdo con el procedimiento judicial.

Incumplimiento de contrato

Primeramente, contrato de negocios. Un contrato comercial es un acuerdo celebrado en el que las partes están obligadas mutuamente a cumplir ciertos términos. Una vez que una parte no cumple, el contrato se ha violado. Existen dos tipos de infracciones contractuales:

  • Violación material : No entregar algo consistente en materia física, o de importancia real y consecuencias, entre otros.
  • Violación inmaterial : Algo de ninguna consecuencia, o algo que no es esencial. Por ejemplo, en el caso de un restaurante que tenga un contrato con un vendedor de pescado que declare que el pescado debe entregarse cada martes a las 10:00 AM, y un martes el pescado llega a las 11:00 AM, se trata de una brecha inmaterial, ya que ha ninguna consecuencia real; el restaurante recibió el producto y el negocio no fue dañado.

Una vez que se ha producido un incumplimiento, la (s) parte (s) afectada (s) normalmente desea que se mantengan los términos del contrato, o puede solicitar la restitución financiera por los daños causados por el incumplimiento del contrato. Si tal acuerdo no se puede alcanzar y la disputa continúa sin resolución, el paso siguiente más común es un pleito. Dependiendo de la cantidad de dólares en las disputas, irá o no a la corte de reclamos menores.

La parte lesionada suele tener derecho a la reparación de la infracción, generalmente en forma de compensación monetaria:

  • Daños compensatorios - Todos los daños causados por el incumplimiento se restablecen a la posición en que se encontraba la parte lesionada antes del incumplimiento
  • Daños punitivos - Pago por parte de la entidad infractora a la parte perjudicada que exceda el monto de los daños y perjuicios para "castigar" a la parte incumplidora por sus acciones ilícitas
  • Los daños nominales son los daños y perjuicios pagados en caso de incumplimiento, pero el demandante no probó la pérdida financiera
  • Daños liquidados - daños que fueron especificados dentro de los términos del contrato antes del incumplimiento.Una estimación razonable de los daños

Abogados de negocios ayudan a disolver corporaciones y asociaciones

Cuando un negocio se abre por primera vez, pocos propietarios de negocios tienen la idea más nítida de lo que se necesita para cerrar el negocio. El proceso es relativamente sencillo donde hay un solo propietario; pero se vuelve un poco más complejo en el caso de las asociaciones.

Principalmente los pasos para cerrar una empresa son los siguientes:

  • Archivo con el estado de la Florida - hoy ésto se puede hacer en la internet, en la página del estado. Archivar Artículos de Disolución significa que el (los) propietario (s) está (n) cerrando voluntariamente el negocio. Una vez que el proceso está completo, el negocio ya no existe.
  • Resolver con el IRS - Pagar todos los impuestos atrasados y los impuestos incurridos durante el año en curso. Es probable que se necesite documentación adicional.
  • Cancelar licencias comerciales - Cancelar permiso y licencias con los emisores
  • Notificar a los prestamistas - Deje que todos los prestamistas, compañías de crédito, proveedores de seguros y vendedores sepan por escrito que el negocio está cerrando. La notificación debe incluir una dirección de reenvío.
  • Colectar - Colecte todas las facturas pendientes antes del cierre
  • Desembolsar los activos de la empresa - vender la propiedad y el inventario restante

El Abogado en Litigios de Negocios en Miami

Encontrar un abogado de negocios adecuado para manejar su negocio, no importa en qué fase de su vida se encuentra a veces requiere un abogado de negocios con experiencia. Proteja su negocio de daños, e invierta en su futuro, permita que un abogado dedicado al litigio de negocios en la firma de abogados de Gallardo le sirva. Póngase en contacto con nosotros para una consulta.